Los duendes de Miró

Salas 6 y 7

“...en la década de los 70´s, se encontraban en una exposición en la Fundación Miró en la ciudad de Barcelona, España, el pintor Fernando García Ponce y su hermano Carlos García Ponce, la crítica de arte María Borrás, el poeta Joan Brossa junto con Juan Muga, y un personaje más de quién es preferible omitir su nombre, el cual comentó despreocupadamente que la obra de Miró se basaba simplemente en duendes, a lo que el poeta Joan Brossa, con una seriedad absoluta respondió ¡Pero qué duende!”.


Los grabados de Miró

“Un grabado puede tener toda la belleza y dignidad de un buen cuadro”, escribió Joan Miró. Y, en efecto, el grabado fue una vertiente importante y de considerable volumen en el conjunto de su arte; una técnica regida por leyes propias, exactamente como la pintura o la escultura. Cuando se puso a grabar, Miró había cumplido los treinta y siete años, y ya era un pintor reconocido, con un lenguaje muy personal. Fue como empezar de nuevo y recorrer un largo camino entre el grabado al servicio de la figuración, y aquél que explora los pocos, pero suficientes recursos formales, con el fin de plasmar plásticamente las ideas renovadoras del arte de este siglo (Siglo XX). Del buril a la punta seca, del agua-fuerte a la aguatinta, del barniz blando a la talla dulce, el artista lo experimentó todo a fondo, inventando, además, variantes y técnicas a menudo conjuntadas, hasta pasar de la figuración de los años treinta a la plástica pura.
La obra gráfica es la aportación “miroriana” que mejor atestigua su lucha constante y en-carnizada contra la facilidad. El dominio de la técnica, en lugar de acabar siendo rutinario, le abrió nuevos caminos de creación, como puede verse en ese largo periodo de treinta años, marcados en todo momento por la constante búsqueda de métodos y procedimien-tos que hicieran posible una realización más rápida, satisfaciendo al mismo tiempo su deseo de espontaneidad y frescura.

Maria Lluïsa Borràs, Crítica de arte.
 

Acerca de Joan Miró

Joan Miró (20 de abril de 1893 - 25 de diciembre de 1983). Pintor, escultor, grabador y ceramista español, considerado uno de los máximos representantes del surrealismo. En su obra reflejó su interés en el subconsciente, en lo "infantil" y en su país. En un principio mostró fuertes influencias fauves, cubistas y expresionistas,pasando a una pintura plana con cierto aire naïf, como lo es su conocido cuadro “La Masía” del año 1920. A partir de su estancia en París su obra se vuelve más onírica, coincidiendo con los puntos del surrealismo e incorporándose a este movimiento. En numerosas entrevistas y escritos que datan de la década de 1930, Miró manifestó su deseo de abandonar los métodos convencionales de pintura, en sus propias palabras de "matarlos, asesinarlos o violarlos", para poder favorecer una forma de expresión que fuese contemporánea, y no querer doblegarse a sus exigencias y a su estética ni siquiera con sus compromisos hacia los surrealistas.

-Joan Miró