Contrapunto II / Martha Salazar

Sala 11 bis

¿Hacia dónde navega Martha en estos cuadros que nos invitan a seguirla en su travesía?
José Espronceda, antepasado suyo, cantó con las palabras al misterio de la vida, tantas veces simbolizado con el mar, y los barcos que cada uno construye para explorarlo.
Marta canta también con su pintura al misterio de la vida, que nos llama y nos invita a explorarla en sus intrépidos y desafiantes veleros, buscando la belleza hasta sus límites, sin temor… Valor, valentía de Martha para estar con los pies en la tierra, en esa tierra firme que ella pinta, profunda, llena de insondables texturas, vibrantes y apasionadas, donde el caos se vuelve ordenada geometría y se anima a mirar por las ventanas, donde aún se vislumbra la calidez del hogar y se sale en busca de aventuras o volver a puerto seguro.
Por eso… en su obra, la realidad es fantasía, ensueño imaginario; sus árboles bailan y están arraigados. Sus ventanas son entrada y salida a la luz; sus rojos se transforman y son violetas, ocres grisáceos, brillantes y oxidados, increíbles azules que se entrelazan siendo mares y montañas, cielos… infinito. Negrura vibrante de color que estalla en pedazos y toma formas caprichosas, apenas vislumbradas. Por eso…los contrastes de la vida, su claroscuro, su intensidad, aparecen en la obra de Martha. Su mirada se encuentra con el mundo y lo intuye, contempla lo cercano y lo inaccesible y lo interpreta todo desde dentro de sí misma, creándolo de nuevo. Por eso… sus lienzos nos atrapan y nos invitan a navegar por el riesgo, el escape, la aventura y… el regreso.

Maruchi Orozco (extracto)

Acerca de Martha Salazar

Realizó estudios de dibujo al natural, acuarela, técnicas de dibujo y grabado. Desde 1999 expone de manera individual y colectiva en México y, en 2005 expuso en San Francisco, California.

Reconocimientos: Mención Honorífica “Iconos Mexicanos en el Bicentenario” (2010) y Primer Premio “medios acuosos”, Museo Nacional de la Acuarela (2009).

-Martha Salazar