Contrapunto II / Eugenia Pérez del Toro

Sala 10

A medida que transcurren sus etapas creativas, Eugenia Pérez del Toro se afirma como pintora de la realidad cósmica, segura de que en ésta únicamente está lo simbólico, lo grandioso y lo secreto de la auténtica naturaleza. Heredera de la tradición del arte mexicano, Eugenia busca el todo o lo absoluto en los detalles más comprobables de la realidad –geología, paisajes microscópicos– y transita con facilidad por el reino de los encantamientos, el lugar de las revelaciones misteriosas y la comunidad enigmática con lo esencial.
Profundamente vital y humana, Pérez del Toro no plasma, sin embargo, la figura del hombre, pues busca símbolos más puros, elementales y orgánicos de lo suprarreal. Por este camino, su obra aparece alimentada por un contagioso dinamismo emanado de fuentes primigenias que acaba por convertirse en un canto a lo que invariablemente se tiene por sagrado. Su ritmo constante resulta una clara gráfica de la esencia indivisible de la tonalidad en la unidad que persiguen los grandes artistas. Las formas de las cosas que la inspiran se interpenetran y se mezclan recíprocamente para convertirse en instrumento de revelación de lo inseparable, de aquello que suma totalidad en la unidad.

Berta Taracena
Historiadora y crítica de arte.

Acerca de Eugenia Pérez del Toro

Artista autodidacta que combina simultáneamente la pintura y la escritura inspirándose en la geografía y paisajes microscópicos. Ha sido en dos ocasiones Presea Vasco de Quiroga a la Mujer Líder Mexicana en las Artes (2011 y 2012). Cuenta con numerosas exposiciones en América, Europa y Japón.

Obras en Colecciones Públicas: Museo de Arte de Querétaro, Museo Universitario Contemporáneo de Arte (UNAM), Concordia University, Irving, California (EUA), Museo de Arte Moderno de Toluca, The Florida Museum of Hispanic and Latin American Art (Miami, Florida, EUA), Museo Luis González Robles (Alcalá de Henares, España), Ciudad de Cuenca (Ecuador), Museo de Salud y Ciencias Médicas en Houston (Texas, EUA), Embajada de México en Washington y Texas Heart Institute, entre otros.

-Eugenia Pérez del Toro